19 abril 2021

El tiempo - Tutiempo.net

Las Cosas de Goyo «Se arreglan PCC´s a cambio de tetas»

Las Cosas de Goyo «Se arreglan PCC´s a cambio de tetas»

índiceUn chico americano arregla ordenadores a domicilio a cambio de tetas.

¡Ojo al dato, señores! Como diría antaño José María García, alias Butanito, que aún no se sabe si es porque se vestía de naranja o porque su padre en realidad trabajaba en el oficio más idolatrado de la historia… Ya se sabe, métemela aquí en la entrada que mi marido cuando venga ya la meterá hasta adentro… Ya conocéis el dicho. En fin, que me voy por las ramas. Bueno, la noticia que nos ocupa hoy es la de un chaval estadounidense que harto de arreglar ordenadores de chicas que no le correspondían con felac… Digo, felicitaciones. Pues ha decidido que arreglará PC’s por el módico precio de un tocamiento tetil.

Sí, tal y como lo leéis. El chaval harto de no comerse ni una rosca, ni una teta tampoco, ha decidido tomar la sartén por el mango, o lo que sea, y animar a las chicas a que le llamen para que les toque un rato el ratón y los pezones. ¿Qué chica no ha deseado nunca ser manoseada por un friki después de un buen arreglo de PC’s? No me digáis ahora que no os da morbo. Yo me imagino llegar al chaval con sus gafas medio caidas, su camisa de cuadros a lo Steve Urkel y sus pantalones subidos hasta la altura del sobaco… “Es que es pa marcar paquetín”. Y la tía: “Tú lo has dicho, paquetín, como no sea el de los Sugus hijo…”

Total, que el chico llegaba ahí a casa de sus amigas con todas las herramientas a punto y nada. Soltaba un tímido hola, pero lo soltaba con absoluta sensualidad. Un hola cargado de amor acumulado y una mirada penetrante a través de sus 10 dioptrías. “Te voy a comer el alma si me dejas hija mía”. Pero ellas se mantenían impasibles. “Hola, mira, es que no sé que me pasa, creo que tengo un virus.” No hija, no tienes un virus, tienes miles. Total, que el chico se dedicaba a quitar los 30 millones de virus, que ella tiene hasta algunos inventados que no se sabía ni que existían…

Ellas se acercaban al PC por detrás del informático apoyando sigilosamente las manos detrás del hombro del chico que mientras notaba esos impulsos detrás… Y delante. Se mantenía firme mirando a la pantalla que iluminaba la habitación. “Por qué no me miras de limpiar esta carpeta” decía la chica mientras rozaba media teta por su hombro. “Es la primera vez que noto una teta en el hombro”. Pensaba él. “Estás sudando mucho, ¿no?” La chica ya estaba flipando colores y se había puesto botas de agua. “No, que va, es que hace mucho calor aquí, ¿no tienes calor tú hija mía?”. Pero nada, no colaba, la chica no se quitaba la ropa ni a la de tres. Total, que el chico tenía ahí un dolor interno y un desazón que no podía ser. Iba a trabajar gratuitamente, y encima lo pasaba fatal con sus hormonas.

Así que se hartó y ahora se ha anunciado para sacarle provecho y por lo menos tocar algo de chicha. Eso sí, no parece muy ambicioso. Chicas, ¿dejaríais que el chico ese os tocar las tetas por arreglaros el PC? ¿Tan mal está vuestro PC?

Goyo Gonzalez Agosto 2.016

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.