03 diciembre 2021

El tiempo - Tutiempo.net

¿Cómo nos afecta psicológicamente el confinamiento?

¿Cómo nos afecta psicológicamente el confinamiento?

La situación por la que pasamos en estos días con el confinamiento derivado de las medidas para luchar contra el COVID-19 ocasiona una serie de procesos psicológicos de un gran impacto emocional. La amenaza de la enfermedad nos obliga a componer mentalmente una situación nueva y difícil de encajar. Mientras a la vez tenemos que cambiar de golpe nuestros hábitos cotidianos por otros que no hemos elegido.

Afrontamos, por un lado, la pérdida de la certidumbre, de la seguridad en nuestra sociedad, de sentirnos tranquilos y a salvo donde quiera que estuviéramos. Que como todas las pérdidas implica un proceso de duelo con cada una de sus fases: negación, rabia, negociación, depresión y aceptación. Reacciones de duelo que estamos viviendo en estos días, aunque lo perdido no sea un ser querido, sino una sensación muy valorada, de bienestar, de seguridad y confianza.

Ansiedad a causa del confinamiento por el COVID-19

Por otra parte, el confinamiento, trastoca los pilares de nuestra existencia diaria, nuestros hábitos del día a día. Educados desde pequeños en el “hacer” y en el vivir puertas afuera, se nos pide algo para lo que no estamos preparados, que es “no hacer” o esperar, puertas adentro. Ocasionando otra pérdida dramática pero mucha más concreta y tangible que obliga a realizar adaptaciones desde el primer momento sin permitir el duelo necesario para que surjan espontáneamente.

Impuesto por las circunstancias y plenamente asumido, afrontamos también la delegación del control de la conducta en manos del estado, lo que viene a producir una cierta sensación de privación de las libertades que tanto hemos defendido y valorado. Y, percibidas o no, estas pérdidas producen una gran zozobra emocional que podríamos llamar “ansiedad compartida” o “ansiedad social”.

Debemos tener en cuenta que de manera traumática e inesperada un tsunami vírico ha arrasado con la normalidad de nuestra vida y andamos desorientados tratando de encajarlo, buscando respuestas y guías en los medios. Sin lograr evitar una sensación intensa de malestar que se ve agravada por la incertidumbre sobre el tiempo necesario para la vuelta a la normalidad y por las graves secuelas económicas que se anticipan, difícilmente predecibles también.

Este es el marco que debemos tener en mente para elegir las actuaciones de cada momento. Y también es nuestro punto de partida para elegir el proyecto sobre el que asentar una experiencia de vida fructífera y satisfactoria, que al menos temporalmente, nos toca construir.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.