Sector de la chirla, a la espera del borrador de la Junta para las ayudas

El sector de la pesquería de la chirla en la provincia de Huelva se encuentra a la espera de que la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural les envíe el borrador de la Orden para las ayudas que recibirán armadores y marineros con motivo del cierre del caladero para esta actividad en el Golfo de Cádiz y espera que la misma contemple «menos burocracia» de cara a facilitar el acceso a las subvenciones.

Así lo ha puesto de manifiesto el patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Isla Cristina (Huelva), Mariano García, quien ha señalado que, en la reunión de la semana pasada con el viceconsejero de el viceconsejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Ricardo Domínguez García-Baquero, le transmitieron la necesidad de que haya «menos burocracia» para que «las ayudas lleguen al mayor número posible» de afectados. Del mismo modo, ha indicado que están a la espera de conocer los detalles de la Orden y de cómo se va a aplicar la misma, incidiendo en que es importante que «el sector pueda acceder a las mismas» ya que se dan casos, como ha ocurrido en el cerco y el arrastre, que «se aprueban ayudas, pero después no se puede acceder a ellas».

Por otro lado, esposas de armadores y marineros dedicados a la captura de la chirla de Isla Cristina y Punta Umbría han pedido por carta una reunión al consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, para poder trasladarle la situación «extrema y desesperante» que viven sus familias tras el cierre del caladero del Golfo de Cádiz a esta pesquería.

En la carta, remitida a Europa Press, las mujeres aseguran que sus maridos «se ven privados de poder trabajar por esta administración» y esa privación «implica también la negación de nuestro sustento de vida, y el de nuestros hijos». Asimismo, han remarcado que su situación es «extrema y desesperante» ya que «apenas podemos hacer frente a nuestras hipotecas, gastos necesarios diarios (luz, agua, gas), manutención de nuestros hijos», han indicado.

En esta línea, han explicado que «esta circunstancia se viene produciendo desde hace meses, agravándose ya hasta sus máximas consecuencias con el cierre total, absoluto e indefinido del caladero de la chirla». A esta situación se une el hecho de que «no contamos con ayudas económicas algunas y todo hace indicar que, si se conceden, serán insuficientes o inaccesibles», han proseguido, solicitando que al encuentro puedan acudir unas doce esposas para transmitirle al consejero su situación. Además, piden que se excluya de la reunión a la directora general de Pesca, Margarita Pérez Martín, dado que «su trato con nuestros maridos y con nuestros representantes no ha sido el adecuado».

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.