España y Portugal inician negociación para renovar acuerdo de pesca

España y Portugal inician negociación para renovar acuerdo de pesca

Los gobiernos de España y Portugal han iniciado las negociaciones para renovar el acuerdo de pesca que permite la utilización conjunta de pescadores españoles y portugueses de las aguas del río Guadiana y su extensión, tras 13 años de la firma del convenio actualmente en vigor.

Se trata, según han informado a Efe fuentes del sector pesquero, de un convenio que contemplaba una duración de diez años, más dos años de prórroga «y uno de gracia si era necesario», y cumplido ese último año se ha iniciado el periodo de negociaciones para renovarlo.

Ya se ha producido una primera reunión de representantes de los gobiernos de ambos países en Madrid y en septiembre habrá un segundo encuentro, posiblemente en Lisboa, donde también se comenzará a negociar el acuerdo que afecta al río Miño, el otro gran río fronterizo contemplado en este acuerdo.

Se trata de un acuerdo que se aplica dentro de las 12 millas al este y al oeste de la frontera del Guadiana, hasta el meridiano de Torre de Aires, en Portugal y, en España, hasta el meridiano Punta del Gato, mientras que para la pesca artesanal, el límite es de 7 millas para cada lado de la frontera, meridiano de Redondela en España y de Cacela a Velha en Portugal.

Contempla, para España, 25 licencias de arrastre de bivalvos, siete de cerco, dos de trasmallo artesanal y 10 de coquina artesanal, mientras que para Portugal admite ocho licencias de cerco, 11 de trasmallo, 6 de enmalle, 7 de alcatruces, 10 de trasmallo y 2 de licencia artesanal.

Los puertos andaluces de Ayamonte (Punta del Moral) e Isla Cristina son los que aportan la flota española al Guadiana.

El 12 de diciembre de 1986 se firmó el primer acuerdo entre los dos países, cuando una comisión hispano-portuguesa rubricó en Sevilla que por parte de España podrían faenar siete embarcaciones en la modalidad de cerco, 14 en la de longueirón y 10 coquineras de no más de 60 caballos de potencia, mientras que por parte de Portugal faenarían ocho de cerco, 16 de trasmallo y siete de alcatruz.

Aquel convenio original afectaba a un total de 43 embarcaciones y a entre 200 y 300 pescadores de España, y, a diferencia del que ahora se quiere prorrogar, no se negoció al mismo tiempo el del Miño, que fue aprobado once meses antes. EFE

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.