El Supremo reduce de diez a ocho años a un ‘ciberacosador’ que abusó de una menor en Isla Cristina

El Supremo reduce de diez a ocho años a un ‘ciberacosador’ que abusó de una menor en Isla Cristina

En un comunicado, el Supremo, que asegura que aplica así el principio de consunción y subsidiariedad tácita, corrige la sentencia de primera instancia dictada por la Audiencia Provincial de Huelva, que condenó al acusado a dos años de cárcel por delito de abuso sexual a través de Internet, en concurso con un delito de abuso sexual con acceso carnal a una menor, por el que le condenó a otros ocho años.

El Supremo explica que hubo una concurso de normas y no de delitos con respecto a los dos tipos penales aplicados, teniendo en cuenta que el bien jurídico que tutela la norma penal es la indemnidad sexual de la menor.

En el caso que se juzga, indica el Supremo, el acusado mantuvo numerosas conversaciones por Internet -a través de Tuenti y whatsapp- con la víctima orientadas a tener una relación sexual en Isla Cristina, la localidad en que reside la menor, unos actos que alcanzan una propuesta de concierto para verse con ese fin. «La propuesta se materializa en un acercamiento y éste acaba en una relación sexual de acceso carnal del acusado con la menor en la habitación de un hotel» en agosto de 2014.

Desde el Supremo insisten en que «la dinámica de progresión de la conducta del acusado hacia el fin u objetivo que tenía programado en el curso de todo su devenir conductual debe quedar absorbida en el de abuso sexual».

La sentencia rechaza el recurso del condenado en cuanto que se había vulnerado su presunción de inocencia y rechaza además la existencia de un error de tipo por su supuesto desconocimiento de la edad de la menor, nacida en marzo de 2002, a quien él, entonces con 34 años, contactó a principios de 2014 por una red social. EFE.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.