El armadillo y la suegra

El armadillo y la suegra

trap-armadillos-800x800

No todo el mundo tiene la suerte de llevarse bien con su suegra, excepto los que tenemos alma de yerno ideal. Otros no se criaron aprendiendo de como tratar a los familiares políticos viendo en la tele a Jaime Bores y Juan y Medio, así que terminan disparando a la suegra de rebote. Como el que no quiere la cosa. Como el que va a matar dos pájaros de un tiro, vamos.

Un señor de Lepe, Paco, el de la Ignacia, descubrió un armadillo cerca de su propiedad. Parece ser que el hombre se sentía molesto por la presencia de tal animal en las inmediaciones de su casa, así que se propuso cargárselo de un escopetazo. Parece ser que durante los preparativos vio un programa de Jara y Sedal por Youtube y decidió emularlos.

Paco apuntó al pobre armadillo que no sabía lo que se le venía encima y le disparó, con tal puntería que la bala rebotó en la coraza del animal aunque el pobre bicho murió igualmente, probablemente del susto y terminó en la casa de la suegra que estaba sentada tan tranquila en la mecedora viendo Amar en tiempos revueltos en versión lepera. Total, que casi la mata porque la bala le dio en toda la espalda.

La pobre mujer está fuera de todo peligro, pero continúa diciéndole a su hija todo el tiempo en bucle: “Ya te lo dije, ya te lo dije, te has casao con un inútil, pelagatos, pinpín, atontao, imbécil, amargao y asesino de armadillos; vaya pieza, con lo bien que estabas con Eufrasio el del pueblo de San Silvestre con el que te quisimos casar tu padre y yo y blablablabla…” Vamos, que Paco está preparándose la próxima coartada en estos momentos. Pronto en sus páginas de sucesos preferidas.

Goyo Gonzalez

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.