27 noviembre 2021

El tiempo - Tutiempo.net

Las cuotas de pesca para 2020, insuficientes para el sector del Golfo de Cádiz

Las cuotas de pesca para 2020, insuficientes para el sector del Golfo de Cádiz

La satisfación del ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, por el acuerdo aprobado hoy por el Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca de la Unión Europea (UE) sobre los Totales Admisibles de Capturas (TAC) y las cuotas pesqueras para 2020 en aguas del Atlántico y del mar del Norte, contrarresta con la valoración realizada por el sector pesquero vinculado al Golfo de Cádiz. Mientras que Planas ha señalado que «España ha obtenido un buen resultado para la flota nacional, tras dos días de negociación en el Consejo», los representantes de las flotas pesqueras de Huelva y Cádiz lo han valorado «insuficiente».

Según la nota remitida por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el acuerdo, alcanzado esta madrugada, «mejora las propuestas iniciales de la Comisión Europea (CE) sobre TAC y capturas. La negociación ha estado marcada por ser 2020 el año de referencia previsto en la Política Pesquera Común para alcanzar el objetivo de Rendimiento Máximo Sostenible (RMS) -explotación de los caladeros a niveles biológicos seguros-, lo que ha determinado el resultado en muchas especies».

Los TAC acordados permiten, según el MAPA, «conservar un nivel adecuado de capturas para garantizar la actividad del sector, manteniendo el compromiso con la consecución del RMS, y con ello el cumplimiento de los objetivos de la PPC, la sostenibilidad medioambiental, social y económica. Asimismo, permite el normal desarrollo de la actividad de la flota española y garantiza que se pueda llevar a cabo en buenas condiciones durante todo 2020. De hecho, se incrementa el volumen total de posibilidades de captura».

Cuotas por especies

España ha conseguido minimizar el recorte de cuotas de merluza sur (Cantábrico, Golfo de Cádiz y Portugal) manteniendo la explotación de esta pesquería dentro del RMS. El TAC descenderá finalmente un 5%, frente al 20% propuesto por la UE. La merluza es fundamental para las comunidades costeras españolas.

Asimismo, el acuerdo modifica sustancialmente el inicial recorte de un 40% para el lenguado del caladero nacional, que finalmente se limitará a una bajada del 20%. Se trabajará simultáneamente para mejorar las actuales incertidumbres de su evaluación

Para jurel sur (Golfo de Cádiz y Galicia): frente a una propuesta inicial de la CE de disminución del 50% del TAC, se adopta un nivel de posibilidades de pesca totalmente acorde con la recomendación científica según los RMS. El TAC incrementa un 24% respecto al 2019.

Para el jurel (o chicharro) del Cantábrico, el TAC baja un 40, 7 %. No obstante, tras la negociación. España consigue medidas de flexibilidad que permiten equilibrar las posibilidades de pesca de las que dispondrá España entre las dos unidades de gestión que componen esta pesquería, a través del incremento de las condiciones especiales. De este modo la flota española en su conjunto dispondrá de cuota suficiente para desarrollar su actividad pesquera durante el año 2020.

Sube la caballa

El TAC de caballa (también verdel o xarda) aumenta un 41% para la flota del Cantábrico. La cuota de esta especie emblemática para la flota del noroeste sube por primera vez, tras años de bajadas. También aumenta un 3% el TAC de la bacaladilla.

Las cuotas de gallos y rapes se mantienen en niveles similares a los de 2019, con repuntes significativos en algunos caladeros, consolidando una tendencia al alza del año anterior.

El TAC de la anchoa del Cantábrico se reduce un  3% al detectarse una bajada de los reclutamientos, cumpliendo con la regla de explotación que tan buenos resultados está dando en la gestión de esta pesquería.

El TAC de merluza norte (aguas de Escocia e Irlanda, Gran Sol y aguas francesas del Golfo de Vizcaya) baja un 20%, aplicando el RMS. No obstante, se considera que la cuota establecida será suficiente para cubrir las necesidades de la flota española, que este año no agotó su cupo.

La cuota de anchoa (boquerón) de la zona 9ª (Galicia y Golfo de Cádiz) se fija entre el 1 de julio y el 30 de junio del año siguiente. Por tanto no será hasta el mes de junio cuando estén los resultados de las evaluaciones científicas momento en el que se establecerá el TAC para el nuevo período.

Cigala

En relación a la cigala del Cantábrico (unidades funcionales 25 y 31), la Comisión Europea y España se han comprometido a continuar trabajando, a través del Instituto Español de Oceanografía (IEO) y con la colaboración del sector, para solicitar, en cuanto sea posible según los datos que se vayan obteniendo, la revisión de la recomendación científica actual para estas poblaciones. Estos trabajos han quedado plasmados en una declaración.

Los datos obtenidos serán trasladados al Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES) para seguir de cerca la evaluación de las poblaciones. Si la evolución continúa siendo positiva, se podrá llevar a una reevaluación de la propuesta actual de TAC cero, y en caso de que los resultados de ICES así lo avalen, la Comisión se compromete a revisar las posibilidades de pesca.

La pesquería lleva cerrada desde el año 2017, algo que, de momento, no ha cambiado para 2020, 2021 y 2022.

Con el objetivo de mantener el compromiso de continuar avanzando en el conocimiento de la pesquería se mantienen las cantidades obtenidas en años anteriores para realizar campañas centinela, a bordo de buques comerciales, que permitirán incrementar la serie histórica necesaria para mejorar su conocimiento científico.

Valoración de FACOPE

Por su parte, el presidente de la Federación Andaluza de Cofradías de Pescadores (FACOPE), Manuel Fernández Belmonte, que ha acudido a las negociaciones en Bruselas junto con el patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Isla Cristina, Mariano García, ha calificado de «insuficientes» para el sector pesquero las cuotas del sector pesquero establecidas por el consejo de Ministros de la Unión Europea para 2020.

Para Manuel Fernández, «este encuentro era realmente importante porque llega la esperada entrada del 2020, un año que marca un antes y un después en la política pesquera común, ya que las especies tenían que llegar al rendimiento máximo sostenible (RMS). Como era de esperar, para muchas de ellas ha sido posible pero para otras especies, debido a diferentes situaciones sociales y económicas se tendrá que demorar algún año más». En este sentido, apunta Fernández que “queremos un mar de peces, pero en equilibrio con los pescadores”.

La propuesta inicial para la zona XIa tras evaluar los informe científicos del ICES y que afecta a Andalucía fue la siguiente para las distintas especies: Jurel, -50%; Cigala, -36%; Merluza, – 20%; Lenguado, -40% y Rape, -3,5%.

Finalmente, añade Manuel Fernández, que «tras unas exitosas negociaciones del ministro de Pesca, Luis Planas, y su grupo técnico en estos dos días se ha podido mejorar dicha propuesta», quedando de la siguiente forma: Jurel, +24%; Cigala, queda igual que el año pasado; Merluza, -5 %; Lenguado, -20%; y Rape, -3,5%.

No obstante, y a pesar de las mejoras logradas, el presidente de la Federación Andaluza de Cofradías de Pescadores asegura que “las cuotas vistas desde el punto del sector pesquero Andaluz siguen siendo insuficientes, porque hay que recordar que para el Boquerón nos han metido con calzador una reducción del -20 % y con respecto a la Sardina, a día de hoy, no tenemos asignada cuota alguna para el nuevo año, afectando esta decisión a una flota tan importante como es la del cerco del Golfo de Cádiz».

Además, añade Manuel Fernández, «los pequeños recortes en merluza y el mantenimiento de la cuota de cigala van a seguir agravando la situación del sector de arrastre, que sigue reclamando un reconocimiento de la mejora del recurso y que pide a voces una subida importante en la cuota”. Esta situación «provocará malos resultados en la economía de la flota arrastrera, teniendo presente además la flota artesanal, que depende especialmente de múltiples especies y a la que la falta de cuota obligaría al amarre».

“Confío que con la insistencia de los representantes del sector, apoyados por las Administraciones, se consiga mejorar la ordenación para el próximo año 2021 y que podamos lograr un resultado más satisfactorio que se refleje en las casas marineras”, sentencia por último el presidente de FACOPE.

Otros acuerdos

Respecto a la obligación de desembarque, se conservan los mecanismos adoptados el año pasado asegurando el mantenimiento de la actividad de la flota. La situación del bacalao del mar Céltico obliga a adoptar determinadas medidas técnicas como incrementos de selectividad (medidas ya previstas en la legislación nacional).

Además, se ha acordado con Portugal y Grecia el reparto del TAC adicional de 100 toneladas de atún rojo obtenidas en el marco de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT) para las flotas artesanales.

Dicha distribución se lleva a cabo en base a la estabilidad relativa (criterio histórico de reparto de cuotas) interna de la UE para esta especie, como España demandaba.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.