Alumnos de los cursos de La Rábida podrán presenciar en Isla Cristina un ronqueo del atún

 

Los asistentes al curso de verano de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) ‘Vinos y otras viandas: productos agroalimentarios de calidad. El caso de las denominaciones de origen y las indicaciones geográficas protegidas de la provincia de Huelva’ saldrán de la sede de La Rábida, para conocer de primera mano la gastronomía onubense. Jabugo, Isla Cristina, Bollullos Par del Condado o Escacena del Campo serán algunos de los lugares que visitarán.

Tras el éxito en la pasada edición, este año, como ha contado el presidente de la Denominación de Origen de Vinos y Vinagres del Condado de Huelva, Manuel Infante, han querido extender su campo de trabajo a «todos los productos de calidad agroalimentaria que hay en Huelva», para lo que hasta hace unos días no han cerrado la totalidad de las actividades programadas fuera de La Rábida.

En primer lugar, los más de treinta inscritos en el curso visitarán Jabugo este martes 9 de julio. Allí los alumnos van a aprender cómo se cata un jamón. «Por ejemplo, cuando se coge la loncha para catarla, no se come, se tira», ha explicado entre risas Manuel Infante. Asimismo, podrán ver los cerdos en libertad en la dehesa. El objetivo de este tipo de actividades es que los asistentes puedan plasmar de forma práctica lo que han aprendido en las clases impartidas en la sede de La Rábida.

El miércoles 10 de julio, se va a visitar el Centro de Interpretación del Vino en el Condado. «En lugar de ir a un gran viñedo, vamos a mostrar las distintas variedades. También verán una cooperativa», ha comentado Infante a los periodistas. Posteriormente, para conocer todo lo relacionado con el cultivo del garbanzo lechoso, los alumnos irán a Escacena y allí «habrá una degustación con unos platos preparados, especialmente, con garbanzos».

Para finalizar, el jueves 11 de julio se viajará a Isla Cristina donde los matriculados podrán presenciar un ronqueo del atún. Además, el presidente ha desvelado cuál será la actividad final. «Como broche de oro visitaremos una ganadería de reses bravas y tomaremos una paella. Se pretende mostrar al toro en libertad por la finca de ‘El Campillo'», ha contado a la prensa Manuel Infante.

Como conclusión, Infante ha destacado que, con independencia de la actividad que se realice, durante todos los días que se prolongue el curso se van a catar vinos. «Es a lo que los alumnos están acostumbrados, pero acompañados de productos de gran calidad», ha sentenciado. -EUROPA PRESS-

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.